ABUNDANCIA Y PROPÓSITO

¿La salud es un gasto o una inversión?

jesse-orrico-60373

Un lunes como cualquier otro, mi padre fue a realizarse un examen médico rutinario, ya que es hipertenso y tiene antecedentes familiares de enfermedades cardiovasculares.

Debido al resultado, le programaron el día martes un cateterismo con carácter prioritario y ya para el miércoles le estaban realizando una cirugía.

La operación, fue una revascularización coronaria, con la posterior recuperación en la Unidad de Cuidados Intensivos.

Así, lo que empezó como una semana cualquiera, finalizó con una intervención médica compleja que de no haberse realizado,  hubiera comprometido la vida de mi padre.

Control preventivo, en el momento adecuado y un excelente equipo médico salvaron la vida de mi padre, hoy en recuperación.

La salud no es gratuita

En mi país, se ha avanzado mucho en la cobertura en salud, sin embargo, aún carece de los recursos necesarios y los médicos especialistas que se requieren.

Recursos aún insuficientes para atender a toda la población. Por éste motivo y a raíz de algunas malas experiencias, mi padre cuenta con un seguro de salud.

Sin embargo, es en estos momentos críticos donde vemos con claridad la importancia de estar asegurados.

Esta atención médica y sus cuidados, cuestan lo equivalente a pagar 7 años de seguro, 64 veces el salario mínimo en mi país.

Es por ello que contar con éste cubrimiento es hoy una prioridad familiar, pues al disfrutar de éste respaldo, podemos acompañar la recuperación de mi padre.

Sin tener que preocuparnos de las implicaciones financieras que un evento sorpresivo de salud de ésta magnitud conlleva.

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.