shocked female worker in modern workplace
ABUNDANCIA Y PROPÓSITO

Las emociones del emprendedor

Lo que nadie dice de emprender

young woman thinking with pen while working studying at her desk
Photo by Kaboompics .com on Pexels.com

Para todos aquellos que nos encontramos empezando nuevos proyectos, tal vez de las cosas más difíciles que tenemos que enfrentar son las emociones.

En especial aquellas como la impaciencia, la desesperanza, el miedo, la tristeza o la frustración; que nos llevan a sentirnos muchas veces incomprendidos y dudar de nuestras capacidades.

Sea por lo que sea que estés atravesando, como un proyecto que no avanza al ritmo que desearías, un emprendimiento que aún no despega o sientes la ansiedad de no poder pagar las cuentas.

Es preciso, encontrar espacios de calma, callar el ruido mental y salir del entorno que ronronea alrededor del problema.

Reunirnos con mentores o personas positivas y sabias que nos guíen, apoyen y nos den ánimo para salir adelante.

Dar una caminata, meditar o practicar una actividad placentera que, nos equilibre y nos permita tener una nueva perspectiva y visualizar las posibilidades.

Al final, nos daremos cuenta que estas incomodas emociones a gestionar, forman parte del momento oscuro que precede a la creatividad.

Y es de éstas circunstancias de donde muchas veces salen aquellos instantes de genialidad para encontrar las soluciones y hacer surgir nuestra grandeza.

Sacar a relucir el coraje para enfrentar las adversidades y continuar adelante con la claridad y la convicción absoluta de lo que queremos lograr.

Descubriendo la tenacidad que tenemos para superar los obstáculos y obtener los resultados deseados sin claudicar.

Ahora que, he elegido el camino de emprender, he descubierto que el éxito es de aquellos que se sobreponen y aprenden de los errores y los fracasos.

Cultivan la paciencia sin darse por vencidos, son agradecidos por cada logro y con profunda convicción ejecutan las acciones que sean necesarias para lograr sus objetivos.

Con la certeza y la fe de que todo se va a dar, así aún no se les haya develado.

“Para que surja lo posible, es preciso intentar una y otra vez lo imposible”

Hermann Hesse

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.