MAMÁS

EL TIEMPO FUERA ES PARA MAMÁ

toa-heftiba-VE6m3nZALF4-unsplash

Como mamá, me he volcado muchas veces en la crianza de mi hija, olvidándome por momentos de mí misma. De que soy mujer, de que soy pareja, de que pertenezco a una comunidad, de que tengo proyectos personales que realizar y de que tengo mucho que aportar.

Sin embargo, un día escuché que nuestros hijos no nos escuchan, nuestros hijos nos ven. Entonces, reflexioné, ¿Quién era la mujer que quería que mi hija viera en mí?

Así, decidí tomar un tiempo fuera cada día. Tiempo fuera para mí misma, para emprender mis proyectos, para meditar, hacer yoga, tomar un café con amigas, un vino con mi esposo, disfrutar espacios de silencio.

Encontrando que al dedicarme este tiempo, más compasión y empatía tengo por mí misma, más me conozco, tengo mayor consciencia, aprendo cada día y crezco.

Así es como, desde el amor propio y la paz interna que siento, en mayor disposición estoy de compartir tiempo de calidad con mi hija, más agradecida estoy de tenerla en mi vida, más disfruto cada momento de su compañía, con mejor actitud asumo los desafíos y más orgullosa me siento de la mujer y madre que mi pequeña ve cada día.

Photos by Amelia Bartlett and Toa Heftiba on Unsplash

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.