VIDA SENCILLA

10 Formas de hacer Ejercício Físico, sin darte cuenta.

brooke-cagle-ZG5WKF2Ukxg-unsplash

Nunca he disfrutado el ejercicio físico, odio cualquier actividad que implique sudar y no pisaría un gimnasio ni por equivocación, ¿predisposición genética? Puede ser que si, como lo afirman varios estudios,  debe haber una causa para sentir este rechazo.

Empero, como si le estuviera haciendo una carta a Santa Claus, si quiero en mi vida todos los beneficios en la salud que tiene hacer ejercicio como: Aumentar mis posibilidades de vivir más tiempo, controlar el peso, reducir el riesgo de enfermedades cardiovasculares, diabetes, algunos tipos de cáncer y fortalecer mis músculos y huesos. Actividad física que en mi caso, disminuye las molestias de la enfermedad autoinmune que padezco.

Además, hoy hay amplia evidencia científica de que lo que es bueno para el corazón, es bueno para el cerebro, con lo cual hacer ejercicio mantiene mis habilidades de pensamiento, aprendizaje y juicio a medida que envejezco y mejora mi estado de ánimo ayudándome a lidiar con el estrés.

Con ello, así el ejercicio no esté en mi top de prioridades, sí lo es preservar mis funciones cerebrales y en general mi salud. La buena noticia es que pequeñas acciones diarias pueden causar un buen impacto, ya que el ejercicio no tiene que ser agotador para ser efectivo. Te comparto entonces estas 10 formas de moverte, que espero te motiven a levantarte de tu silla:

  1. Usa ropa cómoda, de esta forma siempre estarás ¡listo para moverte!
  2. Las actividades diarias como hacer nuestra cama, cocinar, lavar platos y limpiar también cuentan como actividad física, si se realizan con esta intención.
  3. A diario crea oportunidades para caminar, si tomas trasporte público baja de él una parada antes; si utilizas carro estaciónalo lejos del sitio a donde debes ir; si el trayecto es corto opta por ir a pie; en vez de una reunión, invita a los asistentes a dar una pequeña caminata; para encontrar una solución, nada mejor que moverse para activar la parte creativa de tu cerebro y aumentar tu concentración; al hablar por teléfono, levántate y camina; si debes hablar con un colega, olvídate del correo y el teléfono y hazlo en persona.
  4. Olvídate de las escaleras eléctricas, las rampas mecánicas y los elevadores y opta por las escaleras tradicionales.
  5. Si debes esperar de pie, opta por hacerlo con un pie y alterna con el otro cada minuto.
  6. Toma una pausa activa cada hora, estírate, ve al baño más lejano o aprovecha para buscar algo en otra oficina o habitación.
  7. Haz reuniones de trabajo sin sillas, esto hará que las personas sean concretas con sus intervenciones y al moverse activarán el cerebro para ser más creativos y productivos.
  8. ¡Baila! estimularás la producción de endorfinas y reducirás el estrés.
  9. ¡Quítate los zapatos! Aprovecha el jardín o la arena para activar los músculos de tus pies y conectar con la naturaleza, si no es tan fácil encontrar estos espacios, hazlo en tu casa.
  10. Juega con tus hijos, de una u otra forma nuestros pequeños siempre nos obligan a movernos.

Para los no deportistas como yo, el simple hecho de movernos nos traerá más beneficios que un sudoku avanzado, resolver una ecuación, leer y hasta pensar, preservando las funciones cerebrales, aumentando nuestra calidad de vida, mejorando nuestro humor, autoestima y bienestar.

Sin más conclusiones: ¡A Moverse!

Photos by Marivi Pazos and Brooke Cagle on Unsplash

 
Anuncios

Deja un comentario

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.