mother and daughter on grass
MAMÁS

Las expectativas en los hijos

Espero que mi hija sea feliz, realizada e independiente, y se que aunque su carácter es fuerte y su personalidad muy definida, es inevitable influir en ella.

A través de la forma en que me comporto, las actitudes que asumo, las decisiones que tomo, las opiniones que tengo y como actúo.

Por ello, cuando reflexiono mis expectativas sobre ella, soy consciente de mí misma, ya que la mayor parte, las defino desde mi ego.

Ego que desea controlar cómo deben ser las cosas y no acepta como son. Se basa en mis percepciones, creencias, opiniones y juicios, para definir que es “bueno”.

Expectativas que me generan ansiedad, porque espero que la vida funcione de cierta manera, siendo inflexible y negándome a ver todo el mundo de posibilidades.

Así, trato de ser consciente de las expectativas que tengo y como las expreso, pues, aunque con la mejor intención, es importante cuestionarme.

Cuestionarme, si estas son reales y coherentes, o por el contrario, son imposiciones. Para permitirle a mi hija ser quien es y no lo que yo espero que sea.

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.