ABUNDANCIA Y PROPÓSITO

Finanzas personales en tiempos de crisis

Con un reinicio de actividades gradual, tenemos una mayor esperanza de recuperación.

Poco a poco estamos pasando a una fase de reinicio de actividades gradual y tenemos una mayor esperanza de recuperación, pero, todos sabemos que la nueva realidad económica es dura.

La pandemia nos ha afectado en alguna medida a todos y ha sido devastadora para muchas familias vulnerables.

Lo que sin duda, seguirá implicando desafíos en los próximos meses y nos ha hecho ver nuestras finanzas desde una perspectiva diferente, como resultado directo de los riesgos aún latentes.

Momento en el cual, incluso si no hemos tenido una afectación directa de nuestras finanzas, la situación ha sido en extremo incierta, lo que nos lleva a ser precavidos.

Adoptando una nueva cultura de gasto, limitando el consumo a aquello que en realidad necesitamos y destinando parte de los recursos a un fondo de emergencias.

Medidas que no está de más tomar, en preparación para lo que pueda seguir ocurriendo, en especial, si intuimos algún riesgo con nuestro ingreso.

Empezando por conocer cuál es nuestra situación actual. Teniendo claras nuestras fuentes de ingreso y el monto neto de lo que ganamos; cuánto y en qué gastamos y qué deudas tenemos.

Contemplando también, si disponemos de ahorros o un patrimonio que nos soporte ante una emergencia; lo que nos permitirá reducir nuestro nivel de estrés y tomar decisiones.

Decisiones que nos harán retornar a lo básico y significativo, con una mejor disposición para aprovechar las oportunidades y valorar los tiempos de recuperación y prosperidad que nos esperan.

“Con el tiempo todo pasa. He visto, con algo de paciencia, a lo inolvidable, volverse olvido, y a lo imprescindible sobrar”

Gabriel García Márquez

Photo by Akin on Unsplash

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.