ABUNDANCIA Y PROPÓSITO

¿Cómo planear en tiempos de tanta incertidumbre?

3 Consideraciones a tener en cuenta para planificar con éxito en momentos de incertidumbre.

Hoy vivimos sin saber si mañana nuestros hijos podrán asistir a la escuela, podremos ejecutar nuestros proyectos o salir a la calle.

Los planes cambian de un momento a otro y nos vemos obligados a ajustarnos a las circunstancias de forma permanente para adaptarnos.

Sin embargo, aunque la sentimos ahora con mayor fuerza, la incertidumbre no es nueva pues, siempre está presente en nuestras vidas.

Con lo cual, también sentimos un mayor impulso por controlar la situación, para estar más tranquilos, pero, la realidad es que nadie sabe que va a pasar el minuto siguiente.

Por ello, aunque planear nos da un poco de paz, nos ayuda a organizarnos y nos marca una hoja de ruta; es preciso hacerlo de manera diferente.

Estas 3 consideraciones harán que tus planes te sean de mayor utilidad:

1. Planea sin apego al resultado

Poniendo tu foco en la acción, de esta manera podrás en el día a día, ajustar cuando sea necesario y cuántas veces sea necesario.

Permitiéndote avanzar con la suficiente flexibilidad para tener logros frecuentes, sin desanimarte porque el resultado se aleje o no sea el que habías planeado.

2. Anticipa un cambio de plan

Cuando aceptas que, muchas cosas escapan de tu control, tendrás la apertura mental para no solo ajustar, sino cambiar por completo el plan de ser necesario.

Con lo cual, al haberlo anticipado, te sentirás preparado para reaccionar de forma rápida cuando se requiera, porque ya tu cerebro habrá asimilado la posibilidad de cambio.

Así tendrás una perspectiva más amplia para aprovechar las oportunidades que se presenten, encontrar soluciones creativas y poner en marcha un nuevo plan.

3. Inclúyete en tus planes

Por lo general, elaboras tus planes conforme a una circunstancia externa sobre la cual debes desarrollar ciertas actividades.

Así, planeas un viaje, un presupuesto o un nuevo proyecto, pero, pocas veces en estos planes te incluyes.

Por ello, es importante que te plantees si estás preparado para ser el ejecutor de lo que planeas. Preparación que no se limita a los conocimientos o las habilidades que debas adquirir.

Sino que se trata más, de la disposición física, mental y emocional que requieres tener para perseverar y llevar a cabo tu plan de manera exitosa. Tú eres quien hace posible tu plan.

“Tengo un plan de acción, pero el juego es un juego de ajustes”

Mike Krzyzewski

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.