BALANCE

¿Cómo adaptarse a la Nueva Normalidad?

Adaptarnos, es sin duda lo que todos venimos haciendo, unos días mejores que otros pero, ahí vamos. Tras un confinamiento que ya supera para la mayor parte de nosotros los 50 días, ahora que ya sabemos que esto va para largo, el desafío es adaptarnos a una “nueva normalidad” que empieza por:

#1 Aceptar la Incertidumbre

Aceptación pero, no como una forma de resignación, sino como una manera de reconocer que nuestra vida cambió y no será más la que teníamos, para fluir con las circunstancias que tenemos ahora y no crear a través de la resistencia, más limitaciones de las que la misma situación nos impone.

#2 Filtrar la Información

Como nunca antes, es vital evitar la influencia negativa de los medios, pues hoy en día solo basta con ver un noticiero, telediario o revisar una red social, para enterarnos de todas las malas noticias, no solo locales, sino en todo el mundo.

Ahora, si esto es con lo que despertamos cada mañana y con lo último que nos acostamos en la noche, estaremos cargados de emociones negativas: miedo, rabia, ansiedad, inseguridad, tristeza y frustración.

Manteniéndonos en un estado de estrés que, debilitará nuestro sistema inmune y determinará a lo largo del día nuestra actitud, estado de ánimo e influenciará las decisiones y las acciones que van creando nuestra realidad.

#3 Vivir en el presente

Si nos quedamos esperando que nuestra vida regrese a lo que considerábamos normal, añorando una etapa que aunque reciente, ya pasó; o esperando tal vez un futuro inexistente que creemos será mejor, estamos negando el presente que, aunque en muchos aspectos nos genere incomodidad, es donde está ocurriendo nuestra vida.

Con ello, el mayor aprendizaje que tal vez podemos obtener en este momento, es que aún en la adversidad se puede ver lo bello de la vida, ya que la felicidad no es algo que esperar, no es un mañana que llegará, ni depende de lo que sucede, sino que es una genuina decisión de disfrutar de lo que somos, hacemos y tenemos en cada momento.

#4 Agradecer

Basta con que cada día al levantarnos, tengamos en mente 5 cosas que podemos agradecer en nuestra vida, para obligar a nuestro cerebro a ver la abundancia que nos rodea, en lugar de la carencia y sentirnos afortunados.

Perspectiva mucho más optimista, desde la cual podremos sacar los recursos que tenemos, para ver las oportunidades que tenemos y sacar los recursos que necesitamos para afrontar la situación.

#5 Reinventarse

En 60 días hemos tenido que reajustar rutinas, reinventar nuestras formas de trabajo, adecuar los espacios en casa para las nuevas necesidades, aprender a ser maestros, encontrar nuevas formas de contacto social y diversión sin salir de casa y gestionar nuestras emociones, para crear un entorno sano para nuestras familias, entre muchas cosas más. Cada día surge un nuevo reto y esto no ha parado.

Estamos presenciando la muerte, de lo que alguna vez llamamos, zona de confort, y entramos en una era donde lo inimaginable se ha dado. En medio de la incertidumbre total y en donde muchas de nuestras actividades cotidianas se han paralizado; los profundos cambios se dan a diario y como nunca antes, hemos tenido que aprender a aprender para adaptarnos.

#6 Simplificar

Sin duda, nuestro bienestar ahora pasa por priorizar la calidad sobre la cantidad, teniendo menos cosas de que preocuparnos. Así, nos cuestionamos a diario, si lo que tenemos y compramos, en realidad lo necesitamos y empezamos a centrar nuestra atención en lo que es en realidad importante, concentrando en ello nuestra energía.

#7 Equilibrarse

Ahora, cierra tus ojos por un momento, observa los pensamientos que pasan por tu mente. Toma el tiempo que quieras y respira profundamente.

Para la mayoría de nosotros, todos esos pensamientos involuntarios que tuvimos, son nuestro ruido mental. Pensamientos que de forma inconsciente se manifiestan en reacciones viscerales automáticas ante situaciones y personas; patrones de conducta; en nuestro estado emocional e impactan las decisiones que tomamos.

Observar esos pensamientos, siendo conscientes de no engancharse con las emociones, es el primer paso para empezar a calmar nuestra mente.

Si te gustó esta publicación y quieres saber más, puedes descargar una MUESTRA GRATIS de mi LIBRO aquí 👇

Images by Mircea Iancu from Pixabay and United Nations Covid 19 response on Unsplash

Anuncios