finanzas para niños
Ser mamá

Hábitos de consumo responsable en niños

Formar buenos hábitos financieros en nuestros hijos y enseñarles a reducir el impacto negativo en el medio ambiente

Como padres hoy somos conscientes de inculcar hábitos de consumo responsable en nuestros hijos. Lo que al mismo tiempo, nosotros mismos estamos aprendiendo e intentando aplicar, en medio de un entorno que a diario nos incita al consumismo y que nos hace creer que nuestros hijos estarán incompletos o serán infelices sin los gadgets, juguetes, accesorios, vestuario y demás artilugios en el mercado.

Sin embargo, cada vez más, un mayor número de personas sentimos que, un estilo de vida consumista , no es coherente con nuestros valores y aquellos que queremos transmitir a nuestros hijos. Pues, lo que nuestros pequeños en verdad necesitan, es unos padres presentes en su crianza, para crear un vínculo de amor fuerte y seguro . Lo que no se reemplaza con cosas.

Por ellos es preciso enfocarnos en que su día a día esté enfocado al aprendizaje a través del juego y la vivencia de experiencias en lugar de al consumo. Teniendo la tranquilidad de que, cuando decimos no a algo, nuestros hijos están aprendiendo también que, el mundo no está hecho a su medida. Lo que pareciera no tener mucha importancia pero, olvidar que formamos parte de un todo y que no somos sus dueños, nos ha hecho actuar sin empatía y con arrogancia hacia los demás y devastar el planeta.

Por lo cual enseñar a nuestros pequeños a ser conscientes de ello, les permitirá valorar y entender que el mundo no es de complacencias inmediatas, ni recursos inagotables. Enseñándoles a priorizar la calidad sobre la cantidad en sus elecciones, para hacer un consumo responsable y sostenible, a cuidar sus finanzas y considerar el medio ambiente. Logrando así, una vida más plena, al utilizar su energía, tiempo y dinero en aquello que es en realidad esencial para ser felices.

Inculcar valores con el ejemplo

Para inculcar los valores en los cuales creemos, nuestra mejor estrategia siempre será el ejemplo, siendo coherentes entre lo que pensamos, decimos y hacemos. Porque nuestros hijos aprenden más de lo que ven y luego imitan, que de lo que les decimos.

Con lo cual debemos ser nosotros primero quienes adoptemos hábitos de consumo sostenible. Así, cuando lleguen a una edad en la cual, la presión de grupo sea más fuerte y estén más expuestos a la influencia de los medios, tendrán las herramientas necesarias para tomar mejores decisiones.

De esta manera será para nosotros gratificante ver que, nuestros hijos no confundan el «ser» con el «tener» y traten de buscar en los objetos su felicidad. Al enseñarles desde pequeños que, divertirse, sentirse bien y ser pleno y feliz poco tiene que ver con el consumismo y la acumulación de cosas

Hoy, el directivo de una gran empresa toma decisiones basadas en cómo afectarán a la reunión con los accionistas dentro de tres meses, mientras que antaño los indígenas se planteaban cómo iban a afectar sus decisiones a su pueblo dentro de tres generaciones. Hoy puede que de palabra afirmemos que nos preocupa el futuro de nuestros hijos, pero al mismo tiempo por nuestro estilo de vida, los estamos lastimando a ellos, a los chimpancés y a las demás criaturas. Tenemos que hacer cambios, de inmediato, porque urge. Mi razón de viajar constantemente por el mundo es hacer comprender a las personas que lo que hacemos día a día, tiene mucha importancia para el futuro de todos nosotros y de nuestros hijos y nietos.

Jane Goodall

1 pensamiento sobre “Hábitos de consumo responsable en niños”

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.