white analog watch
ABUNDANCIA Y PROPÓSITO

Por qué no logras empezar con lo que te propusiste en año nuevo

Tus propósitos deben estar en sintonía con lo que te hace feliz

Parte de lo que hemos aprendido en estos tiempos de incertidumbre, es a vivir en el presente, disfrutando más de lo cotidiano.

Así, hemos empezado los últimos años, planteándonos todo desde una nueva perspectiva y con seguridad reorganizando nuestras prioridades.

Propósitos que surgen de lo que deseábamos hacer y lograr. Así, intentamos anticipar el futuro y para ello, hacemos planes y establecemos objetivos.

Lo que nos da una sensación de poder controlar, aunque sea un poco, lo que viene. Con propósitos que deseamos, nos marquen el camino y nos faciliten la toma de decisiones.

Sin embargo, estos propósitos que en un principio son nuestro aliciente y sentimos que nos llenan de energía, luego los vamos dejando a un lado.

Meses después, nos encontramos con que ni siquiera hemos iniciado y nos justificamos en que no hemos dispuesto el tiempo o no tenemos lo que se necesita para lograrlos.

Es posible que también nos demos cuenta de que debemos plantearlos mejor, pues, son demasiado vagos para ser concretados, inalcanzables o poco retadores.

En adición, y siendo honestos podemos encontrar que tampoco estamos dispuestos a hacer lo que se necesita para lograrlos.

Nos sentimos entonces, estancados y es difícil encontrar de nuevo el empuje que se necesita para reanudar.

Para evitar que esto pase, te dejo esta lista de preguntas que te pueden ayudar con una mayor consciencia a replantearlos, desecharlos o retomar la senda de esos propósitos.

Considera entonces, estas 5 reflexiones como un paso previo, para que luego garantices que tus metas se cumplan:

#1 ¿Por qué quieres lograr este objetivo?

En tu dialogo interno, pueden surgir respuestas como: obtener un título, ganar más dinero, bajar de peso, demostrar a los demás que puedo hacerlo, tener una casa propia etc.

#2 ¿Cómo te beneficia cumplir ese próposito? ¿Qué valor aporta a tu vida? 

Tus respuestas pueden ser algo así como, mayores oportunidades de empleo, tener más dinero, estar en mi peso ideal, probar que si puedo a los que no creyeron en mí, dejar de pagar arriendo.

Ahora cuestiona tu respuesta, ¿Para qué quiero mayores oportunidades de empleo? ¿El título que persigo obtener me llevará a obtener mayores oportunidades de empleo? ¿Es en realidad otro empleo lo que quiero?  

#3 ¿Están alineados con tus valores?

Aquello que te motiva a cumplir este objetivo, se siente natural, apropiado y auténtico para ti, o tal vez es un propósito influenciado por el entorno.

Reflexiona, si esa motivación, puede estar en contravía con quien eres y lo que en realidad quieres hacer y tener en tu vida.

#4 ¿Involucran cómo quieres sentirte si los logras?

Cumplir estos objetivos te hará sentirte como quieres: Realizado, amado, seguro, pleno, satisfecho contigo mismo, saludable, libre, etc.

#5 ¿Qué ganas y qué pierdes?

Cuando dices sí a algo, sueles decir no a otra cosa. Por ejemplo, dices sí a un empleo y no a tu verdadera pasión; dices sí a ganar más dinero y no a disponer de mayor tiempo.

Dices sí a hacer ejercicio a diario y no a dormir más; dices sí a una hipoteca y no a poder irte a viajar por el mundo.

Finalmente pregúntate, si estás dispuesto a hacer lo que se necesite, porque de ello dependerá que continúes pase lo que pase, hasta lograrlo.

siempre recuerda que se trata del viaje, no de lo que crees que en el destino encontrarás pues, cuanto más disfrutas del camino, más querrás estar en sintonía con todo aquello que te hace feliz.

Cuéntame tu experiencia

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.